TEL: 01 (477) 771 32 55 - (477) 267 40 00

¡Nuestro viaje a Inglaterra!

octubre 26, 2022

Una increíble experiencia entre amigos

Por: Colegio Monclair

Seis estudiantes de Secundaria y Preparatoria Monclair, junto con más 250 estudiantes de todo el mundo, viajaron en agosto de 2022 al Reino Unido con el programa WEE (World English Experience) de BEO World para vivir una gran experiencia académica y cultural. 

Entrevistamos a estos seis estudiantes y esto fue lo que nos compartieron.

¿Qué te motivó para ir a Inglaterra al programa WEE? 

Matías J: Más nada la experiencia de salir del país, aprender otro idioma y conocer a otras personas diferentes a tu cultura.

Michel G: A mi me motivó mi familia, ellos tenían muchas ganas de que yo fuera para tener nuevas experiencias y porque sería el primero en ir de mi familia.

Sofía G: Conocer otro lugar y aprender inglés (más de lo que ya sabía) y aprender otros acentos del idioma. 

 Isabella R: Yo ya conocía el programa porque mi hermano fue cuando él estaba en 1º de secundaria y ahora está en prepa. Yo siempre quise ir a Londres, aunque ya había ido con mi familia, pero yo siempre quise viajar sola para practicar el inglés. Ya sabía de qué trataba el programa y por eso quise ir. 

Sophia F: Yo quise ir por la experiencia y por aprender inglés.

Hersa S: Siempre había sido mi sueño ir a Inglaterra. A mi me han dicho que soy buena en el inglés, entonces pensé que podía ser la oportunidad. Les dije a mis papás si el viaje podía ser mi regalo de 15 años, y los convencí. 

¿Cuál fue tu primera impresión al llegar a Londres?

Matías J: Lo primero que sentí fueron muchos nervios de hablar inglés. En el traslado del aeropuerto al campus intentamos hacer plática con los líderes de las actividades de WEE y el taxista que nos llevo al campus; nos preguntaban cosas y me sentí un poco nervioso pero no tanto por hablar, sino porque no sabía lo que iba a ver al llegar al campus.

Michel G: Me sentía muy cansado por el viaje, pero muy emocionado de haber llegado. 

Sofía G: Fue una sensación de nervios porque era la primera vez que salía de México, mi primer viaje sola. Tenía cansancio de haber salido desde las tres de la mañana y un vuelo de tantas horas.

Isabella R: Estaba muy cansada porque en el vuelo me tocó en pasillo, je, je, pero cuando llegamos me sentí muy emocionada y se me quitó el cansancio. 

Sophia F: Sí me sentí emocionada al llegar a Londres, pero yo ya no podía de cansancio, me dormí en el taxi de ida al campus. 

Hersa S: Yo me fui antes a Londres en un tour y ya estaba cuando llegaron mis compañeros. Cuando llegué fue de -¿ahora qué hago?- Se me olvidó todo y estuve nerviosa, pero al mismo tiempo me mantuve calmada, leí las indicaciones y con eso pude resolver y se hizo más fácil. 

¿Cómo fue para ti pasar tres semanas en un país distinto, con otro idioma, lejos de tu casa y de tus seres queridos?

Matías J: Estuve emocionado y nervioso en un principio de saber con qué compañeros nos iba a tocar. Hicimos buenos amigos de piso. Nos ubicamos y ya era un poquito más divertido todo porque ya nos conocíamos; íbamos de aquí para allá y era más interactivo. Sí extrañas tu casa, tu cama, pues todo… pero fue muy divertido estar solito.

Michel G: El primer día no nos hablábamos tanto, pero mientras pasaron los días nos íbamos uniendo un poco más. En cuanto a mi familia, los extrañaba mucho, pero a veces no era posible responder sus mensajes. Me sentí muy maravillado de todo lo veía y a dónde iba; todo me parecía muy bonito. Hubo un momento en donde no sabía si de verdad estaba ahí o si era un sueño. Me gustó mucho lo que vi y lo que comí. 

Sofía G: Fue muy pesado, sobre todo los primeros y los últimos días, me pesó mucho la distancia, pero la verdad es que fue muy padre porque hicimos amigos de Costa Rica, República Dominicana y Mexicali; nos la pasábamos muy bien. Teníamos días de clases de inglés y actividades y otros de excursiones. En resumen, fue cansado pero MUY PADRE.

Isabella R: Sabía que estaba en Londres y estaba lejos, pero también la compañía lo compensaba. Como dijo Michel, los primeros días casi no nos hablábamos y era un poco incómodo, pero ya con el paso de los días nos hicimos más cercanos entre nosotros y nos reíamos de las cosas que nos pasaban. Como en la escuela había poca señal de internet, entonces yo hablaba con mis papás solo cuando salíamos de excursión usando mis datos, pero mis compañeros compensaban eso porque como nos tocaron en el mismo piso los cuartos donde estábamos, podíamos platicar cada día. Vi Londres, conocí Londres y aprendí de su cultura, pero al mismo tiempo la compañía de ellos fue lo más divertido. 

Sophia F: Pues yo estaba muy tranquila, tener a alguien ahí conmigo estuvo bien. No eran mis papás, pero sí sirve la compañía, lo compensa. Se disfrutó bastante el viaje.

Hersa S: Fue fácil porque me adecuo a las situaciones. Al principio sí estaba nerviosa, pero después agarré confianza y me fui acostumbrando a lo nuevo. Fue difícil acostumbrarme  a los horarios, pero todo estuvo bien. Estar lejos de mi familia y amigos esos días no me afectó para nada.

¿Cuál fue el itinerario de actividades en el programa de WEE?

Sofía G: Teníamos que desayunar a las 8:00 a.m. Si no era día de excursión, íbamos a clases de inglés de nueve a una de la tarde y después teníamos alguna actividad deportiva, competencias, alguna actividad creativa… Hubo una noche de karaoke, noche disco… eran actividades para integrarnos. Veíamos el itinerario que nos ponían en la puerta del cuarto. En los ratos libres, por ejemplo, las niñas nos íbamos a platicar a uno de los cuartos o a caminar a un río que había cerca. Los niños se iban a otros lugares también. 

Los días de paseos de medio día, como Oxford y Windsor, regresábamos como a las cinco y media para la cena; después nos tocaba alguna competencia dependiendo del grupo en el que estabas o alguna actividad recreativa.  Las competencias eran de varias cosas como por ejemplo, presentar lo más representativo de tu ciudad o país, otras de arte o para entrevistar a personas del campus sobre algún tema como qué cambiarían del campus o si les gustaba la comida mexicana. Además tuvimos el reto misterioso, que cambia cada año, que fue hacer un sombrero que representara las emociones.

Isabella R: Cuando íbamos de excursión, desayunábamos y nos daban unas bolsas con un sandwich, unas papas, un chocolate y agua, pero casi no comíamos de eso. Un día fuimos a Londres, otro a Oxford, también al Castillo de Windsor… ahí nos la pasábamos el día. Comíamos ahí, bueno cenábamos porque allá cenan temprano, como a las 5 de la tarde. Una vez comimos comida Tailandesa, otro pizza… 

Hersa S: En las clases de inglés estabas en el nivel que te tocó, porque te hacen un examen antes, y las tomas con otras personas de otros países. Los proyectos de WEE eran después de las clases, los trabajamos en el equipo del colegio, los presentamos y se premiaban los mejores proyectos. 

¿Qué aprendiste de tus compañeros y otros estudiantes durante el viaje? 

Matías J: De mis compañeros aprendí la responsabilidad y la puntualidad. De mis amigos de República Dominicana aprendí que se divierten mucho y que son muy alegres, todo el tiempo están contentos aunque no les vaya tan bien. 

Michel G: Aprendí a querer un poco más a mis compañeros, que son un poco locos, je, je. Aprendí un poco de donde ellos vienen y su forma de ser. 

Sofía G: De mis compañeros aprendí a no estresarme tanto por las cosas, a llevarla más relajada. Aprendí a dar segundas oportunidades, a ser más tolerante. Además, de las otras culturas de las personas que conocimos. 

Isabella R: A cada uno de mis compañeros le tengo un amor especial. Todos tenían una muy buena energía aunque se sintieran mal o extrañaran a sus papá. Se podría decir que siempre estaban para ti. Aprendí de la cultura de las otras personas y que son muy buena onda. En el viaje nos llevamos con varios chavos de varios lugares y nos llevamos muy bien, eso fue lo más padre. Fuimos una familia temporalmente porque no teníamos a nadie más. 

Sophia F: De mis compañeros aprendí a relajarme un poquito más, porque yo me estreso mucho. De otras personas aprendí que hay diferentes formas de hacer cualquier cosa.

Hersa S: Aprendí a llevarme con diferentes tipos de personalidades. Aunque yo no era la mayor del equipo, me sentía la mayor porque los ayudaba y cuidaba. Con todos mis compañeros me llevé bien. Un amigo de República Dominicana me ayudó a sentirme más segura de mí misma y a darme cuenta de cosas que no sabía de mi.

¿Cómo te ayudó el viaje a Inglaterra a mejorar tu nivel de inglés?

Matías J: Allá es un poquito más la pronunciación del inglés nativo. Es un inglés considerablemente distinto al americano. Las clases eran muy interactivas porque mientras jugabas te estabas comunicando en inglés. Siento que aprendí más vocabulario. 

Michel G: Me ayudó a no tener miedo a hablar. Ya no me aterra hablarlo. No juzgar si sabes o no sabes hablarlo bien, sino hablarlo.

Sofía G: A mí me ayudó en la confianza y a entender acentos diferentes del inglés a americano, que es al que estoy acostumbrada. Me ayudó a entender más el acento británico y a soltarme más al hablarlo. Al obligarte a tener que comunicarte en ese idioma, te da más confianza para hablarlo.

Isabella R: Cuando íbamos a las excursiones era más el momento de tener que hablar inglés y a mi me dio más confianza porque no me gustaba mucho mi acento. Aprendí a diferenciar el inglés americano del británico porque unas palabras se pronuncian muy diferente.

Sophia F: Aprendí a entender un poco más el acento británico. Cuando llegamos de plano no entendía nada de lo que escuchaba por el acento. Cuando salíamos era cuando tenía que hablar un poco más porque los “cajeros”, por ejemplo, hablaban rapidísimo… Sí te ayuda. 

Hersa S: A que no tuviera pena de hablarlo y explayarme. Tuve que poner mucha atención al escuchar porque estoy más acostumbrada a un inglés americano, y el inglés británico me costaba un poquito. 

¿Qué le recomiendas a un joven que quiera ir a Inglaterra?

Matías J: Que trate de que su inglés no sea básico y se vaya preparado. Que duerma bien y se recupere después del viaje al llegar.

Michel G: Cuidado con las cosas que te ofrecen de venta y aprovechar la comida que, quizá no es la mejor, pero es mejor eso que nada. Que disfruten mucho las experiencias porque está muy padre.

Sofía G: Revisar bien los horarios, sobre todo para no perder mucho el tiempo en lugares que tal vez no valen tanto la pena como otros. Lleva algo de la comida que te guste, je, je. 

Isabella R: Disfrutar el viaje y estar seguro. Es importante saber escuchar y entender el inglés para poder comunicarte más fácil. Llevar espacio en la maleta, je, je. 

Sophia F: Mi principal consejo es estar tranquilo y ver qué haces, porque las cosas se van resolviendo ahí y no puedes controlar. Lo mejor es estar tranquilo. 

Hersa S: No ponerse nervioso por ir a otro país con otro idioma, que dejen que las cosas fluyan. Que hablen y que no les de pena.  

¿Cuál fue tu lugar favorito y cuál visitarías de nuevo para conocerlo mejor?

Matías J: Lo que más me gustó fue el Castillo de Windsor y Oxford porque es un lugar con callejoncitos, tiendas y hay muchas cosas que hacer ahí; es un lugar muy cálido. Yo recorrería de nuevo el Puente de Londres porque casi no vimos muchas cosas ahí. 

Michel G: El primer lugar donde compré muchas cosas, pero no me acuerdo cuál fue. También el Castillo de Windsor porque fue muy divertido el paseo. Todo me gustó la verdad. 

Sofía G: El lugar que más me gustó fue el Castillo de Windsor; me sorprendió mucho la cantidad de oro que hay en las decoraciones del castillo. Todos los lugares a los que fuimos valieron la pena. La experiencia del metro fue muy padre.

Isabella R: Mi parte favorita también fue el Castillo de Windsor porque soy muy fan de la Edad Media y el Renacimiento. Lo que pudo haber sido mejor fue cuando fuimos al Puente de Londres y el Big Ben.

Sophia F: El Castillo de Windsor fue genial, había muchas cosas que ver y leer. El lugar que volvería a ver es el Big Ben, me hubiera gustado ver algo más de ahí. 

Hersa S: Me gustó mucho Oxford Street porque es una calle llena de tiendas y me gusta mucho comprar cosas. El Museo Británico sería el lugar que volvería a visitar porque es demasiado grande. 

¿Con qué experiencia te quedas de todo el viaje?

Matías J: Mi mejor experiencia fue estar en el campus y vivir muchas cosas, pasar el tiempo con otros amigos de otros países, echar relajo, je, je. Esas experiencias son las que más valen la pena. 

Michel G: Fue muy divertido el viaje, todos mis compañeros hicieron que el viaje fuera aún más emocionante de lo que ya era. Me gustó mucho convivir con todos. 

Sofía G: Los amigos se pueden convertir en tu familia, porque ahí nos teníamos solo a nosotros. 

Isabella R: Me quedo con las experiencias que tuvimos entre los seis, porque ir acompañado en los paseos y divertirse viendo los paisajes, fue la mejor compañía. 

Sophia F: La pasé muy bien con mis compañeros. Me quedo con que aprendí a ser más sociable, porque normalmente no lo soy. Que sí se puede hacer amistades en casi cualquier lugar.

Hersa S: Todos los amigos que hice allá y las grandes experiencias. Pude ser más independiente y explayarme más. Me encantaron todos los paisajes, se van a quedar en mi mente siempre. Es una experiencia que volvería a repetir, ¡Fantástico!

Fotos: Adriana López Arrieta

LOS MÁS LEIDOS

¡Nuestro viaje a Inglaterra!

octubre 26, 2022

Una increíble experiencia entre amigos

Por: Colegio Monclair

Seis estudiantes de Secundaria y Preparatoria Monclair, junto con más 250 estudiantes de todo el mundo, viajaron en agosto de 2022 al Reino Unido con el programa WEE (World English Experience) de BEO World para vivir una gran experiencia académica y cultural. 

Entrevistamos a estos seis estudiantes y esto fue lo que nos compartieron.

¿Qué te motivó para ir a Inglaterra al programa WEE? 

Matías J: Más nada la experiencia de salir del país, aprender otro idioma y conocer a otras personas diferentes a tu cultura.

Michel G: A mi me motivó mi familia, ellos tenían muchas ganas de que yo fuera para tener nuevas experiencias y porque sería el primero en ir de mi familia.

Sofía G: Conocer otro lugar y aprender inglés (más de lo que ya sabía) y aprender otros acentos del idioma. 

 Isabella R: Yo ya conocía el programa porque mi hermano fue cuando él estaba en 1º de secundaria y ahora está en prepa. Yo siempre quise ir a Londres, aunque ya había ido con mi familia, pero yo siempre quise viajar sola para practicar el inglés. Ya sabía de qué trataba el programa y por eso quise ir. 

Sophia F: Yo quise ir por la experiencia y por aprender inglés.

Hersa S: Siempre había sido mi sueño ir a Inglaterra. A mi me han dicho que soy buena en el inglés, entonces pensé que podía ser la oportunidad. Les dije a mis papás si el viaje podía ser mi regalo de 15 años, y los convencí. 

¿Cuál fue tu primera impresión al llegar a Londres?

Matías J: Lo primero que sentí fueron muchos nervios de hablar inglés. En el traslado del aeropuerto al campus intentamos hacer plática con los líderes de las actividades de WEE y el taxista que nos llevo al campus; nos preguntaban cosas y me sentí un poco nervioso pero no tanto por hablar, sino porque no sabía lo que iba a ver al llegar al campus.

Michel G: Me sentía muy cansado por el viaje, pero muy emocionado de haber llegado. 

Sofía G: Fue una sensación de nervios porque era la primera vez que salía de México, mi primer viaje sola. Tenía cansancio de haber salido desde las tres de la mañana y un vuelo de tantas horas.

Isabella R: Estaba muy cansada porque en el vuelo me tocó en pasillo, je, je, pero cuando llegamos me sentí muy emocionada y se me quitó el cansancio. 

Sophia F: Sí me sentí emocionada al llegar a Londres, pero yo ya no podía de cansancio, me dormí en el taxi de ida al campus. 

Hersa S: Yo me fui antes a Londres en un tour y ya estaba cuando llegaron mis compañeros. Cuando llegué fue de -¿ahora qué hago?- Se me olvidó todo y estuve nerviosa, pero al mismo tiempo me mantuve calmada, leí las indicaciones y con eso pude resolver y se hizo más fácil. 

¿Cómo fue para ti pasar tres semanas en un país distinto, con otro idioma, lejos de tu casa y de tus seres queridos?

Matías J: Estuve emocionado y nervioso en un principio de saber con qué compañeros nos iba a tocar. Hicimos buenos amigos de piso. Nos ubicamos y ya era un poquito más divertido todo porque ya nos conocíamos; íbamos de aquí para allá y era más interactivo. Sí extrañas tu casa, tu cama, pues todo… pero fue muy divertido estar solito.

Michel G: El primer día no nos hablábamos tanto, pero mientras pasaron los días nos íbamos uniendo un poco más. En cuanto a mi familia, los extrañaba mucho, pero a veces no era posible responder sus mensajes. Me sentí muy maravillado de todo lo veía y a dónde iba; todo me parecía muy bonito. Hubo un momento en donde no sabía si de verdad estaba ahí o si era un sueño. Me gustó mucho lo que vi y lo que comí. 

Sofía G: Fue muy pesado, sobre todo los primeros y los últimos días, me pesó mucho la distancia, pero la verdad es que fue muy padre porque hicimos amigos de Costa Rica, República Dominicana y Mexicali; nos la pasábamos muy bien. Teníamos días de clases de inglés y actividades y otros de excursiones. En resumen, fue cansado pero MUY PADRE.

Isabella R: Sabía que estaba en Londres y estaba lejos, pero también la compañía lo compensaba. Como dijo Michel, los primeros días casi no nos hablábamos y era un poco incómodo, pero ya con el paso de los días nos hicimos más cercanos entre nosotros y nos reíamos de las cosas que nos pasaban. Como en la escuela había poca señal de internet, entonces yo hablaba con mis papás solo cuando salíamos de excursión usando mis datos, pero mis compañeros compensaban eso porque como nos tocaron en el mismo piso los cuartos donde estábamos, podíamos platicar cada día. Vi Londres, conocí Londres y aprendí de su cultura, pero al mismo tiempo la compañía de ellos fue lo más divertido. 

Sophia F: Pues yo estaba muy tranquila, tener a alguien ahí conmigo estuvo bien. No eran mis papás, pero sí sirve la compañía, lo compensa. Se disfrutó bastante el viaje.

Hersa S: Fue fácil porque me adecuo a las situaciones. Al principio sí estaba nerviosa, pero después agarré confianza y me fui acostumbrando a lo nuevo. Fue difícil acostumbrarme  a los horarios, pero todo estuvo bien. Estar lejos de mi familia y amigos esos días no me afectó para nada.

¿Cuál fue el itinerario de actividades en el programa de WEE?

Sofía G: Teníamos que desayunar a las 8:00 a.m. Si no era día de excursión, íbamos a clases de inglés de nueve a una de la tarde y después teníamos alguna actividad deportiva, competencias, alguna actividad creativa… Hubo una noche de karaoke, noche disco… eran actividades para integrarnos. Veíamos el itinerario que nos ponían en la puerta del cuarto. En los ratos libres, por ejemplo, las niñas nos íbamos a platicar a uno de los cuartos o a caminar a un río que había cerca. Los niños se iban a otros lugares también. 

Los días de paseos de medio día, como Oxford y Windsor, regresábamos como a las cinco y media para la cena; después nos tocaba alguna competencia dependiendo del grupo en el que estabas o alguna actividad recreativa.  Las competencias eran de varias cosas como por ejemplo, presentar lo más representativo de tu ciudad o país, otras de arte o para entrevistar a personas del campus sobre algún tema como qué cambiarían del campus o si les gustaba la comida mexicana. Además tuvimos el reto misterioso, que cambia cada año, que fue hacer un sombrero que representara las emociones.

Isabella R: Cuando íbamos de excursión, desayunábamos y nos daban unas bolsas con un sandwich, unas papas, un chocolate y agua, pero casi no comíamos de eso. Un día fuimos a Londres, otro a Oxford, también al Castillo de Windsor… ahí nos la pasábamos el día. Comíamos ahí, bueno cenábamos porque allá cenan temprano, como a las 5 de la tarde. Una vez comimos comida Tailandesa, otro pizza… 

Hersa S: En las clases de inglés estabas en el nivel que te tocó, porque te hacen un examen antes, y las tomas con otras personas de otros países. Los proyectos de WEE eran después de las clases, los trabajamos en el equipo del colegio, los presentamos y se premiaban los mejores proyectos. 

¿Qué aprendiste de tus compañeros y otros estudiantes durante el viaje? 

Matías J: De mis compañeros aprendí la responsabilidad y la puntualidad. De mis amigos de República Dominicana aprendí que se divierten mucho y que son muy alegres, todo el tiempo están contentos aunque no les vaya tan bien. 

Michel G: Aprendí a querer un poco más a mis compañeros, que son un poco locos, je, je. Aprendí un poco de donde ellos vienen y su forma de ser. 

Sofía G: De mis compañeros aprendí a no estresarme tanto por las cosas, a llevarla más relajada. Aprendí a dar segundas oportunidades, a ser más tolerante. Además, de las otras culturas de las personas que conocimos. 

Isabella R: A cada uno de mis compañeros le tengo un amor especial. Todos tenían una muy buena energía aunque se sintieran mal o extrañaran a sus papá. Se podría decir que siempre estaban para ti. Aprendí de la cultura de las otras personas y que son muy buena onda. En el viaje nos llevamos con varios chavos de varios lugares y nos llevamos muy bien, eso fue lo más padre. Fuimos una familia temporalmente porque no teníamos a nadie más. 

Sophia F: De mis compañeros aprendí a relajarme un poquito más, porque yo me estreso mucho. De otras personas aprendí que hay diferentes formas de hacer cualquier cosa.

Hersa S: Aprendí a llevarme con diferentes tipos de personalidades. Aunque yo no era la mayor del equipo, me sentía la mayor porque los ayudaba y cuidaba. Con todos mis compañeros me llevé bien. Un amigo de República Dominicana me ayudó a sentirme más segura de mí misma y a darme cuenta de cosas que no sabía de mi.

¿Cómo te ayudó el viaje a Inglaterra a mejorar tu nivel de inglés?

Matías J: Allá es un poquito más la pronunciación del inglés nativo. Es un inglés considerablemente distinto al americano. Las clases eran muy interactivas porque mientras jugabas te estabas comunicando en inglés. Siento que aprendí más vocabulario. 

Michel G: Me ayudó a no tener miedo a hablar. Ya no me aterra hablarlo. No juzgar si sabes o no sabes hablarlo bien, sino hablarlo.

Sofía G: A mí me ayudó en la confianza y a entender acentos diferentes del inglés a americano, que es al que estoy acostumbrada. Me ayudó a entender más el acento británico y a soltarme más al hablarlo. Al obligarte a tener que comunicarte en ese idioma, te da más confianza para hablarlo.

Isabella R: Cuando íbamos a las excursiones era más el momento de tener que hablar inglés y a mi me dio más confianza porque no me gustaba mucho mi acento. Aprendí a diferenciar el inglés americano del británico porque unas palabras se pronuncian muy diferente.

Sophia F: Aprendí a entender un poco más el acento británico. Cuando llegamos de plano no entendía nada de lo que escuchaba por el acento. Cuando salíamos era cuando tenía que hablar un poco más porque los “cajeros”, por ejemplo, hablaban rapidísimo… Sí te ayuda. 

Hersa S: A que no tuviera pena de hablarlo y explayarme. Tuve que poner mucha atención al escuchar porque estoy más acostumbrada a un inglés americano, y el inglés británico me costaba un poquito. 

¿Qué le recomiendas a un joven que quiera ir a Inglaterra?

Matías J: Que trate de que su inglés no sea básico y se vaya preparado. Que duerma bien y se recupere después del viaje al llegar.

Michel G: Cuidado con las cosas que te ofrecen de venta y aprovechar la comida que, quizá no es la mejor, pero es mejor eso que nada. Que disfruten mucho las experiencias porque está muy padre.

Sofía G: Revisar bien los horarios, sobre todo para no perder mucho el tiempo en lugares que tal vez no valen tanto la pena como otros. Lleva algo de la comida que te guste, je, je. 

Isabella R: Disfrutar el viaje y estar seguro. Es importante saber escuchar y entender el inglés para poder comunicarte más fácil. Llevar espacio en la maleta, je, je. 

Sophia F: Mi principal consejo es estar tranquilo y ver qué haces, porque las cosas se van resolviendo ahí y no puedes controlar. Lo mejor es estar tranquilo. 

Hersa S: No ponerse nervioso por ir a otro país con otro idioma, que dejen que las cosas fluyan. Que hablen y que no les de pena.  

¿Cuál fue tu lugar favorito y cuál visitarías de nuevo para conocerlo mejor?

Matías J: Lo que más me gustó fue el Castillo de Windsor y Oxford porque es un lugar con callejoncitos, tiendas y hay muchas cosas que hacer ahí; es un lugar muy cálido. Yo recorrería de nuevo el Puente de Londres porque casi no vimos muchas cosas ahí. 

Michel G: El primer lugar donde compré muchas cosas, pero no me acuerdo cuál fue. También el Castillo de Windsor porque fue muy divertido el paseo. Todo me gustó la verdad. 

Sofía G: El lugar que más me gustó fue el Castillo de Windsor; me sorprendió mucho la cantidad de oro que hay en las decoraciones del castillo. Todos los lugares a los que fuimos valieron la pena. La experiencia del metro fue muy padre.

Isabella R: Mi parte favorita también fue el Castillo de Windsor porque soy muy fan de la Edad Media y el Renacimiento. Lo que pudo haber sido mejor fue cuando fuimos al Puente de Londres y el Big Ben.

Sophia F: El Castillo de Windsor fue genial, había muchas cosas que ver y leer. El lugar que volvería a ver es el Big Ben, me hubiera gustado ver algo más de ahí. 

Hersa S: Me gustó mucho Oxford Street porque es una calle llena de tiendas y me gusta mucho comprar cosas. El Museo Británico sería el lugar que volvería a visitar porque es demasiado grande. 

¿Con qué experiencia te quedas de todo el viaje?

Matías J: Mi mejor experiencia fue estar en el campus y vivir muchas cosas, pasar el tiempo con otros amigos de otros países, echar relajo, je, je. Esas experiencias son las que más valen la pena. 

Michel G: Fue muy divertido el viaje, todos mis compañeros hicieron que el viaje fuera aún más emocionante de lo que ya era. Me gustó mucho convivir con todos. 

Sofía G: Los amigos se pueden convertir en tu familia, porque ahí nos teníamos solo a nosotros. 

Isabella R: Me quedo con las experiencias que tuvimos entre los seis, porque ir acompañado en los paseos y divertirse viendo los paisajes, fue la mejor compañía. 

Sophia F: La pasé muy bien con mis compañeros. Me quedo con que aprendí a ser más sociable, porque normalmente no lo soy. Que sí se puede hacer amistades en casi cualquier lugar.

Hersa S: Todos los amigos que hice allá y las grandes experiencias. Pude ser más independiente y explayarme más. Me encantaron todos los paisajes, se van a quedar en mi mente siempre. Es una experiencia que volvería a repetir, ¡Fantástico!

Fotos: Adriana López Arrieta

LOS MÁS LEIDOS

2022-10-27T22:27:19+00:00
Go to Top